Google+

25 de mayo de 2012

Fin de semana intenso en Madrid (1ª parte)

Como ya os había contado, hicimos una escapada de tres días a Madrid. Y he vuelto con ganas de más. Ha sido un fin de semana intenso, pero me ha dado la sensación de que no me ha dado tiempo a nada. He vuelto con ganas de escaparme otra vez.

El viernes por la mañana mi marido tenía un curso, así que yo aproveché para pasear por Madrid y ver alguna tienda. Como paseé mucho, os voy a dejar un mapita con los sitios principales. Con círculos, tiendas y con chinchetas, restaurantes y bares...


Ver Viaje Madrid en un mapa más grande


Lo primero que hice el viernes es ir hasta Teté Café Costura (marca azul), que tenía muchas ganas de conocerlo. Pero fue una enorme decepción, porque llegué antes de que abrieran (abren a las 11) y aunque hice tiempo y esperé hasta las 11:15 no acababan de abrir y me tuve que ir sin conocerlo.

Así que mi decepción y yo nos encaminamos a la Gran Vía. Y a las 12, cuando el hambre ya pegaba fuerte, paré a tomar un desayuno americano en un Vips, pequeños placeres de la vida.


Con un poco más de ánimo,me dirigí hacia la zona de Fuencarral, con parada en La Antigua (marca verde) y en Comercial Mínguez (marca roja), donde hice una pocas compritas reposteras.


Y  aquí ya me di cuenta de que se me había pasado ya la mañana... Así que fui a buscar a mi marido a la salida del curso y nos fuimos a comer al mexicano La Panza es Primero (chincheta verde).

Después de comer, la más que recomendable exposición "La Vanguardia aplicada" en la Fundación March (marca turquesa) y paseo hasta Speed&Bacon (marca magenta) sólo por el placer de ver en directo las chaquetas de La Condesa.

Paseito de nuevo hacia la zona de Fuencarral con parada en Black Oveja (marca morada) y escapada (mientras mi marido descansaba con una cervecita) hasta Estaribel (marca amarilla), donde compré varias boquillas que serán futuros bolsos...


Y para acabar el día, tras pasar por casa a darnos una ducha revitalizadora (ese día hizo muchísimo calor), dimos una vuelta y picamos algo en El Matadero (chincheta roja). Que nos dejó francamente impresionados por la rehabilitación de un espacio tan enorme. Merece la pena la visita.

Y el sábado ya os lo contaré la semana que viene, porque me está quedando un post larguísimo. Ya os había dicho que había sido un fin de semana muy intenso.

2 comentarios:

  1. Que bien que ya has comprado la boquilla para mi bolso....gracias

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya envidia que nos estás dando a algunas! Espero impaciente tu post sobre el taller en Black Oveja

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...